top of page

Blog taola

Trump tocado, pero no hundido, por Javier Otaola.

EL CORREO. 21.12.23






La Corte Suprema de Colorado acaba de dictar Sentencia declarando que, en efecto, Donald Trump participó en la insurrección del 6 de enero de 2021 y que le es de aplicación la causa de descalificación de la 14ª Enmienda de la Constitución de los EE.UU. Es la primera sentencia de un Tribunal de ese rango que descalifica a D. Trump para concurrir a las próximas elecciones. La Sentencia ordena al secretario de Estado de Colorado que le excluya de las Primarias del Partido Republicano del Estado.  La Sentencia tiene de plazo para ser recurrida ante el Tribunal Supremo hasta el día 4 de enero 2024.


El debate jurídico sobre la 14ª Enmienda, que descalifica a las personas que han participado en una insurrección contra la Constitución después de haber prestado juramento para defenderla en el ejercicio del cargo, no se había llegado a aplicar hasta la fecha a la Presidencia. La cuestión jurídica que deberá zanjar el Tribunal Supremo es la siguiente:  la Sección 3 de esa 14ª Enmienda de la Constitución Norteamericana enumera a un conjunto de cargos electos como susceptibles de ser descalificados para presentarse a unas elecciones cuando han participado en una insurrección habiendo prestado juramento de hacerla cumplir; y se refiere de manera general a “funcionarios de los Estados Unidos”. Los jueces de instancia que han examinado la cuestión hasta la fecha  han hecho una interpretación restrictiva, entendiendo que la Presidencia no debe incluirse entre esos funcionarios públicos, cuando es a quien se le debe exigir un respeto de la legalidad más exigente ya que es precisamente el que más responsabilidad tiene. No estamos además ante una norma penal que debe interpretarse restrictivamente sino ante una norma constitucional sobre elegibilidad que pretende garantizar la idoneidad para presentare al cargo más importante de los Estados Unidos de América, y no puede considerarse que un candidato, que según los tribunales habiendo jurado el respeto a la Constitución, se ha involucrado en una insurrección, pueda presentarse de nuevo a unas elecciones para ese cargo. El tribunal de Distrito del Estado declara probado, sólo a estos efectos, que Donald Trump alentó, desde su cargo esa insurrección, de modo que corrige al Tribunal de instancia. La Corte Suprema de Colorado descalifica a Donal Trump incluso para presentarse a las Primarias del Partido Republicano. El Tribunal Supremo, si Trump apela, tendrá que zanjar definitivamente la cuestión y deberá hacerlo con celeridad, como lo ha hecho en otras ocasiones donde se plantearon cuestiones relativas a Elecciones.


A mi juicio sería insólito que, tras la contundente afirmación del Tribunal de Instancia, dando por probado administrativamente que las acciones de Trump antes y durante el 6 de enero de 2021 constituyeron participación en una insurrección, y que los tribunales tienen autoridad para hacer cumplir la Sección 3 de la 14ª Enmienda, también contra una persona a quien el Congreso no haya designado específicamente, pudiera aceptarse que esa persona fuera elegible en un nuevo proceso para el mismo cargo que desempeñaba cuando colaboró en una insurrección contra el orden constitucional.


Se espera que Trump apele ante la Corte Suprema de Estados Unidos. El fallo, de momento se aplica sólo en Colorado, pero si el Tribunal Supremo lo confirma, podría ser descalificado con carácter general.


Demandas similares en Minnesota y New Hampshire fueron desestimadas por motivos de procedimiento, lo mismo en Michigan donde los demandantes han apelado ante la Corte Suprema de Michigan.


Las demandas planteadas en Colorado, formulan las siguientes cuestiones: ¿Fue una insurrección cuando los partidarios de Trump irrumpieron en el Capitolio el 6 de enero de 2021, tratando de detener la certificación de las elecciones de 2020? De ser así, ¿Trump participó en esa insurrección a través de mensajes previos a sus seguidores, su discurso de esa mañana y sus publicaciones en Twitter durante el ataque? ¿Tienen los tribunales administrativos la autoridad para hacer cumplir la Sección 3 de la 14ª Enmienda sin la acción del Congreso? ¿Y la Sección 3 se aplica a la presidencia? La jueza Sarah B. Wallace, que ha dictado el fallo del tribunal de distrito en Colorado, contestó afirmativamente todas las preguntas salvo la última. La Corte de Colorado ha corregido a la Jueza de Distrito resolviendo afirmativamente esa última cuestión.


         Le tocará ahora al Tribunal Supremo zanjar el debate y definir la verdad jurídica del caso. * Javier Otaola. Abogado y escritor.

 




11 visualizaciones0 comentarios
bottom of page