Blog taola

San Juan de Luz


Donibane Lohizun, San Juan de las Marismas, es una perla de la costa vasca, de las muchas que adornan el golfo de Vizcaya, es un lugar mágico, casi perfecto. La "Rue Gambeta" es su columna vertebral; una calle comercial que parece de juguete en la que se combinan escaparates de "lingerie basque", pastelerías, "fromageries", Scottish Wool, librerías, ropa, artículos de regalo, farmacias y agencias inmobiliarias. Contemplando tanta pulcritud y tanta "politesse" parece difícil imaginar que ese pueblecito haya sido, en el pasado, una plaza corsaria, escenario de grandes movimientos de tropas, asedios, incendios, enfrentamientos y actos revolucionarios; se hace difícil imaginar que en su tranquila y recatada iglesia de San Juan Bautista se casara con toda su pompa y esplendor el mismo Luis XIV con una Austria española, y pasar su noche de bodas en un pequeño palacio en la plaza del pueblo, pensar que en esa misma iglesia llegara a ser entronizar, en los agitados años del Directorio, a la Diosa Razón, o que pudiera haber sufrido una verdadera guerra civil interior entre "Sabelgorris" y "Sabeltxurris".



El San Juan de Luz actual, armónico y próspero, es el resultado de una larga y accidentada historia, de la que nos habla Hubert Lamant-Duhart en su dedicado a San Juan de luz. Para todos aquellos que desde este lado del Bidasoa nos sentimos "enganchados" a los atractivos del otro lado, es una sorpresa conocer esa turbulenta historia, cuando tenemos en la retina las imágenes de un pueblecito casi de juguete, con sus coloridos parterres llenos de flores, sus impolutas calles peatonales, sus atractivos escaparates, la coqueta playa, los restaurantes que se arremolinan en las callecitas que salen de la plaza de Luis XIV: "Aux Deux Colombes", "Kaiku", "Le Tourasse",... todos ellos acogedores, en los que reina ese extraño silencio de los locales públicos en Francia que tanto contrasta con el bullicio levemente ensordecedor que es tan típico entre nosotros.


La presencia de residentes, visitantes y compradores accidentales de este lado, en San Juan de Luz es tan significativa que hace que la vida económica de pueblos como éste se oriente, en gran medida, hacia nosotros.




21 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Ulises

©2018 por Javier Otaola.