top of page

Blog taola

La comisaria Olaizola y el caso del perro blanco, por Javier Otaola

La comisaria Olaizola y el caso del perro blanco

Muerte en Armentia



[foto Teresa]


La comisaria Zorione Olaizola -Felicidad para sus íntimos- se desplaza desde Bilbao a Vitoria para impartir unos cursos intensivos sobre policía científica en la academia de la Ertzaintza en Arkaute.



Felicidad los ha preparado a conciencia y está deseosa de transmitir lo que ha aprendido en la resolución de algunos de los casos más conocidos del Grupo Central de Investigación de la Ertzaintza: identificación de fuentes de registro, análisis y determinación de falsificaciones, documentoscopia, vídeo, estudios de registros sensoriales; acústicas no vocales (sonidos, ruidos de fondo, etc.).; acústica de disparos, determinación de tipos de armas, ambiente y rastros de la escena del crimen, huellas, olores... pero, la violenta muerte de Rafael Barranco, ex-legionario, ex-policía municipal y en el momento de su muerte empresario de éxito, con lucrativos negocios, más o menos legales, y además líder de una peculiar «capilla satánica» que se reúne secretamente en una pequeña calle de la Ciudad Medieval. Rafael muere al momento, a causa de las terribles heridas que le provoca un misterioso y blanquísimo perro de lucha que le ataca de manera brutal y desaparece rápidamente. Zorione Olaizola es designada para dirigir esa investigación en Vitoria, por expresa decisión del nagusi Joseba Busturia dadas las implicaciones del caso.




Esa investigación pondrá a prueba las capacidades de Felicidad como investigadora, y como ser humano, y le descubrirá una enseñanza aún más importante, a saber: que todos nosotros, hombres y mujeres, en Vitoria-Gasteiz, como en cualquier otro lugar bajo el sol, estamos llenos de secretos y pasiones que van del egoísmo y la soberbia más diabólicos hasta las expresiones más generosas de la compasión.

49 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page